Fotografía: Especial

Aunque los tres proyectos de infraestructura que se desarrollarán en Hidalgo que anunció el Gobierno de México, son un respiro para las constructoras, Luis Miguel Escudero Hernández, presidente de la CMIC en Hidalgo deseó que se libere el gasto público que ha quedado pendiente en este año, del cual solo el 1.6 por ciento se ha repartido en licitaciones hasta el mes pasado.

El líder del sector de la construcción informó que esta semana se hicieron públicas 12 licitaciones más, las cuales consideró que son insuficientes para las más de mil constructoras que existen en la entidad.

En este sentido, planteó que se ponga en marcha un Plan de Recuperación Económica a nivel estatal para fortalecer a las empresas que por la pandemia de COVID-19 han sido goleadas económicamente.

“De nada nos sirve que haya anuncios de gran magnitud cuando realmente se van a ejecutar hasta el próximo año. Lo que queremos es que se detone este año lo que está presupuestado, y se podría realizar un Plan de Recuperación Económica interna del estado”, expuso.

Escudero Hernández indicó que es necesaria la reactivación económica en cuestión de infraestructura, mientras no la haya, dijo que se corre el riesgo de que muchas empresas constructoras están comenzando a cerrar o hagan paro técnico estratégico esperando que se detone la economía.

Por último, insistió que se libere lo que ya esté presupuestado, que se haga ese plan estratégico a nivel estado con lo que falte por aplicar y que ayude a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPymes) para que se generen empleos, trabajo y se active la cadena productiva.

 

ENC